Okra: Propiedades y Beneficios

Home / Alimentos Vegetarianos / Okra: Propiedades y Beneficios

El cultivo de la Okra o bamia, propia del centro de Africa, se encuentra ampliamente distribuido en numerosos países del Medio Oriente, Asia, África y América, regiones de clima cálido y templado cálido.

El fruto comestible de esta planta es una especie de vaina, verde, que tiene un ligero sabor a berenjena una vez cocinada y  posee una gran cantidad de mucílagos, que le otorgan una serie de propiedades beneficiosas para la salud.

Se le conoce con nombres como quimbombo, gombo o bamia. En la cocina mediterránea, tiene amplia presencia tanto por la parte norteafricana como por la turca y la griega, siendo por ello fácil su incorporación a nuestros menús.

Esa sustancia mucilaginosa es muy útil para espesar sopas o ragús y puede eliminarse antes de su cocinado sumergiendo los frutos cortados durante media hora en agua con zumo de limón o un chorro de vinagre.

La okra es muy suave cuando se ingiere una vez cocida, pero el contacto con su piel puede producir dermatitis de contacto de tipo alérgico.

Su riqueza en fibra soluble y mucílagos la hace recomendable para afecciones gástricas ya que ejerce una función balsámica y protectora sobre las mucosas digestivas. Para que cumpla esta función terapéutica es importante cocerla y tomarla junto al líquido gelatinoso resultante de su cocción.

Se recomienda también para calmar afecciones de garganta, para ello debemos cocer en agua las okras troceadas y beber el jugo de cocción, todavía templado, aderezado con el zumo de un limón.

Para aquellos que les resulte desagradable esa textura mucilaginosa, pueden probar a comerla asada, así no desprende el líquido mucilaginoso que suelta al hervirla en agua y además resulta un plato sencillo de preparar.

Información Nutricional

Su aporte calórico es muy bajo, cada 100g de fruto comestible aportan aproximadamente 30 kcal.

El aporte de carbohidratos cada 100g es de 7,6 g, de proteínas 2,4g  y de grasas  0,3g.

La okra es una buena fuente de fibra dietética y de minerales como el potasio, zinc, calcio, hierro, fósforo y magnesio. También contiene vitamina A, vitamina C, Tiamina, Riboflavina y Niacina.

Fuente: WATT B.K., MERRILLA.L. 1975 Composition of foods. Agricultural Handbook, no 8. Washington, D.C.: U.S. Departemen of Agriculture, 197

Leave a Reply